RAZÓN, QUE NO CAPRICHO, PARA QUE EL VOTANTE DE DERECHAS PUEDA VOTAR A UN PARTIDO DISTINTO DEL PP.

0
403

Me voy a permitir dar una razón –la mía- que, con toda modestia, da respuesta al constante, aunque a veces implícito, reproche formulado por alguno de los, sin duda, bienintencionados y rigurosos columnistas del ABC, referente al perjuicio que representa para el triunfo de lo que ellos designan –no se sabe bien por qué- “centro-derecha liberal” la multiplicación de partidos políticos obedientes a esos principios, puesto que esa fragmentación divide el voto de la derecha en detrimento de escaños.

La respuesta por mi parte no puede ser más simple. Puesto que a todo liberal de verdad repugnan las supuestas soluciones progresistas, hasta límites no fáciles de enunciar siquiera, poder votar a la derecha, esto es, permitirme el ejercicio de mi derecho por poder seleccionar a otro partido que no sea el PP me evita al menos la náusea que me provoca –y lo tengo, como es natural, comprobado- que las soluciones, digamos, socialdemócratas es decir “progresistas” sean impuestas por quienes aparentan ser la derecha.

Ni por un momento pienso que serán precisas referencias históricas que avalen mi razón, que no capricho. Ya en pleno gobierno Rajoy me permití publicar diversos artículos denunciando la actitud gubernamental. Están recogidos, y perdón por la autocita, en “El Derecho configura la política al servicio del hombre”.

Si designamos a las cosas por sus nombres reales, es decir, a las derechas, se comprenderá todo mejor, y rendiremos un servicio impagable a la sociedad; el que es debido por un medio como el ABC y por sus colaboradores.

29/10/19

José Mª De la Cuesta y Rute.